Goethe (Werther)

Obra escrita por Johann W. Goethe, Werther (1774) es una de las novelas paradigmáticas de la literatura romántica. De hecho, muchos jóvenes de la época comienzan a escribir como él a partir de este éxito.

Werther forma parte del movimiento romántico Sturm&Drang, que se traduce en “tormenta e ímpetu”. Con todo, se debate si la novela forma parte del romanticismo o se trata de una novela prerromántica. Del prerromanticismo extraemos las características de la expresión incontenible de la subjetividad, un sentimentalismo exacerbado y la oposición a las convenciones sociales y morales. Además, como después constataremos, se advierte una sintonía, una relación directa entre el estado anímico del protagonista y la naturaleza.

La originalidad de Werther reside también en que se trata de una novela epistolar. El cuerpo de la novela tiene forma de colección de cartas, escritas la mayoría por Werther a su amigo Guillermo, del 4 de mayo de 1771 al 20 de diciembre de 1772, concretamente. También hay una serie de cartas escritas por Werther a Lotte (20/1/1772), y una carta escrita a Lotte y a Albert (20/2/1772).

Además, contamos con los escritos del editor, persona ficticia que recoge las cartas y explica en qué consisten. Estos escritos aparecen al comienzo de la obra, a modo de presentación, y también al final. Esa sección se titula “Del editor al lector”, y en ella se recopilan los últimos días de la vida de Werther, además de fragmentos de la vida de Lotte y un marco explicativo de las cartas.

12 de octubre

Ossián ha desplazado en mi corazón a Homero. ¡Qué mundo presenta este espléndido genio! ¡Caminar por las estepas, rodeado del zumbar del viento tempestuoso, que arrastra en nieblas húmedas los espíritus de los padres bajo la luz incierta de la luna! ¡Oír desde la montaña, en el estrépito del torrentedel bosque, los lamentos medio disipados de los espíritus saliendo de sus cuevas, y las quejas de la muchacha que se angustia muriendo, sobre la lápida cubierta por el musgo y la hierba, de su amado, que cayó noblemente! ¡Y luego encuentro al canoso bardo errante, que busca las huellas de sus antepasados por la ancha llanura, y ¡ay!, encuentra sus lápidas, y mira entonces con aflicción a la amada estrella de la tarde que se esconde en el mar agitado, y los tiempos de la antigüedad cobran vida en el alma del héroe, cuando todavía el fulgor amigo iluminaba los peligros de los valientes y la luna alumbraba su nave coronada que volvía victoriosa! (…) ¡Oh, amigo!, querría sacar la espada, como un noble guerrero, liberar de una vez a mi príncipe del tormento cruel de la vida que se extingue lentamente, y enviar mi alma tras el semidiós liberado.

Como mencionamos en el artículo introductorio al romanticismo, también se recurre a la interpolación de un gran fragmento de poesías escritas por Werther a Lotte, éstas son los Cantos de Ossian. En ellos se advierte la importancia que esta supuesta obra de Ossian tenía en la mentalidad romántica. Además, en este caso actúa como premonitoria del fatal desenlace que aguarda a Werther.

Por último, dentro de la novela contamos con la historia del criado amante, destacable porque Werther se identifica con el criado y su historia representa el preludio de su propio final, su propia muerte.

En mi opinión, Werther es una obra de fácil lectura, en la que no resulta difícil simpatizar con los vaivenes anímicos del protagonista. Al principio alegre, progresivamente enamorado de Carlota, y después triste y enfermizo por el conocimiento de que nunca podrá consumar su afecto hacia ella, tanto que incluso lleva a los hechos su idea de suicidarse.

Lo que más me ha gustado es la forma epistolar de la obra, ya que nos permite observar cómo según las vivencias de cada día el alma de Werther vira en un rumbo distinto. A veces más esperanzada, otras enamorada, otras combativa, aunque finalmente desemboque en un fatal desenlace.

Respecto a la amada, Carlota, considero que está bien reflejada como un personaje maternal hacia sus hermanos menores, que permanece fiel a su prometido Alberto y que en todo momento manifiesta a Werther una simpatía que no va más allá de la amistad durante casi toda la obra. Así todo, al final de ésta podemos entrever que la llama del amor se ha avivado también en ella aunque la intente mitigar en pos de la estabilidad y de las convenciones morales que la sociedad le impone.

En conclusión, Werther y su protagonista son un auténtico paradigma del romanticismo, y se trata de una obra que merece la pena paladear.

2 comentarios so far »

  1. 1

    jose rafael said,

    aqui no esta las carta que coether estaba aciendo

  2. 2

    andré said,

    Hola!
    Muy buenos comentarios acerca del libro.
    Es de muy gran ayuda para mis estudios acerca del mismo.
    Gracias : )


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: